Apéndice

APÉNDICE. /De libro(s). I/

Corren malos tiempos para la lírica, pero el dominio spain.com is for sale. Si en democracius fueramos del PNV o de CIU (o del PP, vaya usted a saber) pondríamos hasta un par de milloncejos de euros en el empeño. Sin pensarlo (y sin tenerlos). Como también lo haríamos, ojo, si fueramos Botín, el Madrid o las Cámaras de Comercio, sin ir más lejos

 

 

Qué pena que no haya una iniciativa de estado al respecto (aunque algunos se rasgaran las vestiduras por ello). Y eso que 2.o, la iniciativa, también valdría: desde un crowdfunding  de esos, hasta…

.

Anuncios

Éxito de Asturias 2016 en la Wikipedia de Internet*

* Que diría, con cariño, Lichtenberg.

Efectivamente, Asturias ya aparece en la wikipedia como “ciudad” candidata a ostentar la capitalidad europea de la cultura en el año 2016. Alguien (un señor de Murcia, dicen) ha tomado buena nota del comentario de José M. Pérez  en la entrada anterior y con el lápiz de San José ha completado el artículo de la wikipedia que mostraba la lista de ciudades candidatas. Y “sólo” tres días después del anuncio.

El Lápiz

Un lápiz versátil

Lástima que no dispongamos de un mínimo espectacular sitio para poder explicarle al mundo los elementos conductores de nuestra propuesta: “la creación y consolidación de redes europeas tanto en materia de producción y distribución de productos culturales como en el desarrollo de iniciativas generadas por el tercer sector; los vínculos entre culturas indoeuropeas y la conexión de las creatividades europeas con las culturas de América y Asia; las redes de creadores en sectores estratégicos para las industrias culturales y las redes de cooperación cultural para el desarrollo de las políticas culturales en los nuevos países europeos y países candidatos.” Laboriosa declaración, sin duda.

Aún así, y no es poco, creemos -de verdad- que podemos. Por lo pronto, ya atisbamos al Sporting jugando la Liga de las Estrellas en el Camp Nou mientras promociona en su camiseta Les Asturies 2016. Capital Europea de la Cultura” (y VEGASOL en sus pantalones, que hay que ser agradecidos). Lástima que aquéllos que dieron a conocer la noticia -a los medios me refiero- todavía no hayan visto la oportunidad que supone “hacer un poco suyo” un proyecto de este tipo. Y también han tenido tiempo.

Por cierto, como antes de la semanona empezarán a germinar y florecer diferentes y variadas muestras de apoyo al proyecto -que sean prudentes-, en democracius no queremos dejar pasar este momento para manifestar, pública y universalmente, nuestro más medido apoyo al proyecto “Asturias 2016“. En el año 2016 Europa se merece una capital cultural como Asturias y democracius trabajará por ello. Ahí queda eso.

Provechosa y féliz semana.

NOTA: Queriamos haber hecho un manifiesto de adhesión-apoyo-compromiso a Asturias 2016 más digno… pero no damos para más. Por eso, nos comprometemos a secundar todas las grandes frases que leeremos y escucharemos desde ya.  Especialmente, y de momento, las que contengan las siguientes palabras: “objetivo común”, “oportunidad”, “imagen de marca”, “relevancia”, “transformación”, “inteligencia”, “progreso” y “sentido común”. Y, sobre todo, “Asturias”.

Más co(i)nspiraciones (en todos los sentidos)

Aquí dejo las dos últimas vueltas de tuerca (en la cabeza, como Frankenstein) con las que el maravilloso mundo de las teorías conspiratorias vuelve sobre sus pasos.

La primera de las vueltas nos la ofrece Libertad Digital con un titular apenás dudoso:

ES “FALSO” QUE EL CO2 CAUSE EL CALENTAMIENTO

Un miembro del IPCC destapa la “gran mentira” del cambio climático.

Vincent Gray (el miembro) deja entrever que la conspiración verde solo pretendería, bajo supuestos científicos falsos e interesados, provocar un cambio en el equilibrio de poder, ahora en manos de las petroleras. Ahí es nada.

Esto nos lleva, casi sin querer, a la segunda vuelta de tuerca. Desde lukor y en meneame así comienza a rezar:

Los conocidos periodistas Andrew Gumbel y Amy Goodman creen que el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, pudo ganar las elecciones presidenciales del 2 de noviembre de 2004 gracias a un “fraude tecnológico de las corporaciones que fabrican las máquinas electrónicas de votación”, que son las mismas que “proveen al Gobierno, a través del Pentágono, con lucrativos materiales y equipos para su guerra en Irak”.

Otra florida manera de ganar (o de conspirar, que, como siempre, nunca se sabe)

¿Quién da más?

 

Por cierto, y en otro orden de cosas, hay ciudades españolas que ya llevan tiempo manos a la obra con el sano objetivo de convertirse -como Asturias, tengo entendido- en la Capital Europea de la Cultura del año 2016… Pasen, enlacen, y vean algún ejemplo:

www.cordoba2016.es/

www.segovia2016.es/

www.cuenca2016.es/

www.sansebastian2016.eu/

www.malaga2016.es

Eso sí, será una capitalidad bicéfala: otra competente ciudad de la noble nación de Polonia, prima hermana (en muchas cosas) de nuestra Asturias patria querida, compartirá los honores con la afortunada española. Lodz 2016, Lublin 2016 y Torun 2016 son las ciudades que, según la wikpedia, están en ello. 

Por cierto, en este enlace de la wikipedia se puede consultar la lista (in)completa de todas las ciudades candidatas.  ¿Quieren saber quién falta?

www.asturias2016.eu