Disparad sobre nosotros…

el enemigo está dentro. disparad sobre nosotros.
EL ENEMIGO ESTÁ DENTRO, DISPARAD SOBRE NOSOTROS

Las grabaciones presentadas por Emilio Noval, ex-concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Gijón, en la que los otrora compañeros y también ediles populares Luis Crego, Eduardo Junquera y Pedro Muñiz supeditan el progreso y avance de la ciudad al suyo propio constituyen una pésima noticia sin vuelta atrás. Una mala noticia para el Partido Popular, evidentemente; y una peor noticia para la ciudad y los ciudadanos de Gijón.

Sólo voy a reproducir, con gran pena de corazón y cabeza, y con un pequeño comentario adicional -me he levantado de mala leche-, una de las perlas que hoy podemos leer en El Comercio (noticia completa aquí):

(…) La verdad es que estamos en un partido político y el fin primordial del partido político y hay que decirlo y dejarnos de demagogias, no es el bien de Gijón. Y por el bien de Gijón, ¿les vamos a dar las cosas para que lo hagan los socialistas? No (…)

Porca y triste miseria… Sólo nos faltaba esto a los ingenuos y románticos. No sería de extrañar que algún suvbersivo tomara prestado el luminoso mensaje que, obra de Avelino Salas, luce el aguíla del patio de La Laboral y lo colocara en el edificio consistorial (o, muy a nuestro pesar, a la entrada de la ciudad, que nunca se sabe).

Y sí, si hay algo de cierto, creo que estos señores deberían dimitir junto con un buen puñado de personas más. Y si no lo hacen deberiamos dimitirlos. Ya. Al ostracismo. A la puta calle (que dirían en Cimavilla). Por nuestro bien.
.
NOTA: El 29 de julio de 1936 apareció ante Gijón el crucero Almirante Cervera, ya en poder del bando nacional, pero sus cañoneos no bastaban para reducir los ataques al Cuartel del Simancas. El 1 de agosto se reinician los ataques de las milicias en Gijón hasta el día 5 y la aviación republicana bombardea el cuartel de los rebeldes el 2 de agosto, aumentando los daños. El 12 de agosto los milicianos de la República excavan un túnel subterráneo para tomar el Cuartel del Simancas definitivamente, combatiendo el día 15 contra los rebeldes que intentan impedirlo. Aún cuando el acorazado España (antes llamado acorazado Alfonso XIII) y el destructor Velasco relevan al crucero Almirante Cervera la marina del bando nacional no puede auxiliar eficazmente a la cada vez más diminuta guarnición rebelde, carente de agua y comida, y atacada de nuevo con dinamita los días 16 y 20 de agosto. Finalmente, el día 21 las milicias logran entrar al Cuartel del Simancas y derrotan a los últimos defensores de la posición, ejecutando sumariamente en el mismo recinto a los oficiales sobrevivientes. En los últimos minutos el coronel Pinilla envía un mensaje radial a las unidades navales del bando nacional, que aún están frente a Gijón, ordenando que abran fuego sobre el cuartel indicando “Disparad sobre nosotros: el enemigo está dentro” antes de morir en el combate. Los buques sublevados no atienden el mensaje, considerándolo una treta de las milicias republicanas.
Esto dice la leyenda… en El sitio de Gijón. En la wikipedia.
Anuncios

Protegido: Derrota tras derrota

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación: