El espíritu de los tiempos

Mucho antes de que Google se hiciera con el espítitu de los tiempos, y aprehendiera y acotara el original alemán con la imprescindible Zeitgeist, algunos filósofos germanos ya sabían que el término, amen de incluir el  clima intelectual y cultural de una época, denotaba también  la visión global que prevalece entre las masas para un particular momento de su (la) historia. La wikipedia nos aclara que Zeitgeist es la experiencia de un clima cultural dominante que define, particularmente en el pensamiento hegeliano, una era en la progresión dialéctica de una persona o el mundo entero. O de un pueblo, que para lo que nos ocupa es lo mismo.

Y en esa progresión dialéctica en la que nos encontramos ahora, la consigna electoral de FAC para las elecciones de noviembre /Más Asturias, Mejor España/ refleja y capta,  mejor y antes que nadie, el espíritu de estos tiempos. Más, evidentemente, que Gines Meléndez (que parece que no se había enterado del asunto) y mejor, incluso, que Jesús Iglesias (al que de repente, brillantemente, le crecieron los fachas).

Insuperable.

 

Por cierto, “Foro cede sus 100 entradas de José Tomás para una rifa entre clientes de una empresa” (La Nueva España dixit). En El Comercio, mientras saborean el espíritu de los tiempos, y escrito con todos los respetos merecidos, se descojonan. Seguro.

,

.

.

Visto en demene

El periódico El Comercio de Ecuador se olvida de renovar su dominio.

Estimados lectores, ante los problemas presentados desde ayer en nuestro sitio debemos comunicarles que por un error administrativo el dominio www.elcomercio.com no fue renovado. Sin embargo, la gestión se ha realizado y esperamos que pronto se reestablezca el servicio totalmente. Pedimos disculpas por los problemas generados. Siga visitando nuestro pag. en Facebook y recuerde que estamos en Twitter (@elcomerciocom)

http://www.facebook.com/Diarioelcomercio/posts/104266956318364

No sé qué decir…

Global Trends 2025 (2011)

Por si se aburren, y tienen tiempo para viajar al futuro, aquí posamos, enlaces mediante, dos divertimentos y un divertimiento.

El primero, elaborado en el 2008 por el National Intelligence Council (NIC), lleva por título “Global Trends 2025: A Transformed World y nos ofrece, literalmente, “a fresh look at how key global trends might develop over the next 15 years to influence world events. Our report is not meant to be an exercise in prediction or crystal ball-gazing. Mindful that there are many possible “futures,” we offer a range of possibilities and potential discontinuities, as a way of opening our minds to developments we might otherwise miss”. Un brillante ejercicio de prospectiva que, más que contarnos cómo será el mundo en el año 2025, consigue explicarnos cómo es el mundo hoy en día.

El segundo, también elocuente, también de regreso al futuro, lleva por título “Cascos Presidente” -más o menos- y ha sido elaborado por el diario El Comercio en día presente, 23 de enero de 2011. Copiamos y pegamos: “Un partido que concurra a las autonómicas del próximo mes de mayo con Francisco Álvarez-Cascos como candidato lograría una holgada victoria en las urnas, con el respaldo del 42,2% de los electores, una cosecha de votos que doblaría la del PSOE (21,4%) y estaría muy por encima de la del Partido Popular, que se quedaría en un exiguo 18%. Es el escenario que dibuja la encuesta realizada por Asturbarómetro sobre intención de voto…” (Sobre intención de voto en esti país nuestru, of course).

Ya ven, aquello de que para comprender el presente hay que conocer el pasado ya no vale; a veces, curiosamente, el presente sólo se entiende cuando alguien en alguna parte es capaz de imaginar el futuro. 

Tomen nota pues y prospecten sin miedo. (A lo loco incluso). Se antoja más que necesario. (Y se vive mejor).

 

Pues eso: a imaginar el futuro, que  llega el pasado y se queda con el presente. NOTA: Íbamos a terminar la entrada con este juego de palabras pero nos pareció tan malo que decidimos -no hace falta que nos den las gracias- tacharlo.

 

Asturias 2016, Capital Europea de la Cultura

Desde San Quirico (o casi).

Mañana llamo a mi concejal y le digo que estoy perplejo pero no sorprendido. Y que me gustaría, como a muchos, dejar de estar perplejo. Y que el proyecto sigue siendo igualmente válido para Asturias con Gijón como ciudad candidata si Oviedo no quiere serlo. Y que si hay algo de trabajo hecho, que lo hay según han dicho, también es perfectamente válido. Y que si no se pasa el corte no pasa nada. Que la gente apreciará la voluntad y el esfuerzo. Y que si pasa el corte pasa mucho. Y bueno. Para Gijón. Y para Avilés. Y para Oviedo. Porque el proyecto, da igual que crezca un poco playu, se hará como estaba previsto en las buenas cabezas pensantes: para Asturias y con todos los asturianos. Para construir. Para empezar a construir. Que no se diga.

Gijón 2016 Capital Europea de la Cultura. Asturias con sal.

Democracius also wrote: Asturias 2016 Capital Europea de la Cultura. ¿Café con sal?

Mañana llamo a mi concejal y le digo que un amigo me regaló el último libro de Leopoldo Abadía… Y me lo leí.

NoTA sangrienta para Medios decanos, independientes y otros 2.0: “¿Quieres que Gijón lidere la candidatura de Asturias a la Capitalidad Europea de la Cultura?”.

 

El concierto vasco (y descansó junto a Arturo Arias)

Mientras nuestra Asturias patría querida sigue en blanco (como la noche), la candidatura de San Sebastián a la capitalidad europea de la cultura del año 2016 se está empezando a mostrar como una más que correcta obra coral apoyada en la idea fuerza de su proyecto: las olas de energía ciudadana.

En democracius no sabemos a ciencia cierta si nos gusta San Sebastián (nunca hemos estado allí) pero sí sabemos que nos gusta el trabajo que están haciendo: porque, como algunas otras ciudades, –Santander, Cáceres, Málaga y Córdoba-, lo están haciendo bien en muchos sentidos; y, sobre todo, nos gusta porque creemos que se lo creen.

Y sólo que se lo crean ya nos da envidia, y de la buena. Nos da envidia ver a Odón Elorza liderando activamente la candidatura; nos da envidia ver a los ciudadanos, a las instituciones y a las empresas vascas apoyando el proyecto (también el diario El Correo Vasco, primo hermano por parte de Vocento del asturiano El Comercio); nos da envidia ver que su logotipo se apellida Chillida; nos da envidia leer su página web en polaco (y en euskera, y en inglés, y en francés, aunque no entendamos nada); nos da envidia ver cómo se construye el programa de la candidatura en torno al plan estratégico de la ciudad de San Sebastián;  y nos da envidia, y mucha, que a La Concha vayan llegando, poco a poco, esas pequeñas olas de energía ciudadana.

Aún así, como siempre, todavía hay algún loco en cualquier chigre de Cimavilla que diz que “les oles eses de energía guipuzcoana no tienen na´que facer en cuanto equí en les Asturies se ponga en marcha la mareona cultural que están pergeñando les mentes pensantes: que pa algo son pensantes, y pergeñan, y programen, y además el Sporting ta en primera y va a poner lo de asturies 2016 en les camisetes y va a sabelo to dios que vea la televisión”. Mucha sidra y mucho tiempo necesitariamos para verlo. Y eso en el mejor de los casos.

Por cierto, parece que en Gijón  alguna mareona, y no precisamente deportiva,  tuvo efectos secundarios y ha dejado la ciudad salpicada de inquietantes y sospechosos saleros.  De momento la única certeza que tenemos al respecto, Doctor Mateo dixit, es que con tanta sal se corre el riesgo de padecer hipertensión arterial, enfermedades cardíacas y accidentes cerebro-vasculares*. Ahí es nada.

Y retomando el tema, ya saben: o el Coro Minero de Turón espabila o  será el Orfeón Donostierra el que, por creérselo, dé el concierto allá por el 16. Concierto vasco, claro. Y europeo. 

Habrá que ir a que nos guste Donosti.

 

* De hecho, cuenten que el mismu de Cimavilla que topó con la idea fuerza de la mareona cultural, tuvo otru mareo na más salir de la sidrería y ver el primer saleru colgando de les faroles: “Vilo claro. Xixón tien que tener una mascota fuerza, con salero, y el oso Furacu, más conocido desde ahora como Furaco el saleroso, tien to lo que se necesita pa ser la mascotona de Xixón: ye grande, republicanu y en Madrid piensan que ye famila de Yogi, el otro osu asturianu.  Hay que hacei una estatua en la laboral. Eso o soltalu por la calle Corrida con Paca y Tola. Ye la única manera de salir en les portades de los periódicos y ye cojonudo pa los turistas”, sentenció. Y volvió a marease, esta vez  junto a la estatua de Arturo Arias: “Asturias 2016. Ye posible. También con sal”.

 

 

 

 

 

La no-mente

Instrucciones de uso

En azul: La no-mente. Extracto del libro El espíritu creativo, de Daniel Goleman, Paul Kaufman y Michel Ray, escrito en  1992, publicado en español por Zeta en 2009 y traducido por Rosa S.  Corgatelli. Más información aquí.

En rojo: La no-mente. EXtracto del diario El Comercio, en fecha presente, con Ángeles González-Sinde*, Ministra de Cultura del Gobierno de España y turista en las Asturias. Más información aquí.

En verde: La no-mente. Comentarios de democracius.

Tiempo de lectura: 6 minutos.

Modo de mirar: Leer de arriba a abajo. Reflexionar de abajo a arriba.

Nivel de dificultad: Avanzado.

 

La no-mente

Mientras ocurre el estado en que la creatividad fluye, se pierde toda inhibición. La idea Zen de la no-mente es similar: un estado de completa absorción en lo que se está haciendo.

Dice el profesor Kenneth Kraft, erudito budista de la Universidad de Leigh que ha pasado muchos años en Japón: <<En el Zen emplean la palabra “mente” de un manera muy interesante, ya que esa palabra es también un símbolo de la conciencia del universo. De hecho, la mente  del individuo y la mente  del universo se consideran en última instancia como una sola. De modo que, vaciándose uno mismo de la mente individual, más pequeña, y perdiendo la intensa inhibición del individuo, podemos recurrir a este mente universal más grande, más creativa.>>

La idea de fundirse con la actividad que se está realizando es intrínseca a la actividad del Zen. En el Zen se enseña que uno debe realizar una acción en forma tan completa que se pierda a sí mismo al hacerlo -explica Kraft-. Así, un maestro calígrafo, por ejemplo, ejecuta su caligrafía de una manera en la que su mente no interviene.

La no-mente no es inconsciencia, un concepto espacioso y vago. Por el contrario, es una conciencia precisa durante la cual uno no es perturbado por la habitual cháchara interior con que nos distrae la mente. Dice Kraft: <<el estado de no-mente significa no tener la mente llena de pensamientos fortuitos, como: “¿Es bonita esta caligrafía, luce bien? ¿Esa pinceleda debería ir allí o aquí'” No hay nada de eso en la mente si lo hace un maestro. Es sólo hacer. Sólo la pincelada>>.

La realización de una obra de caligrafía Zen comienza antes de la pincelada en sí. El maestro compone primero su estado interior; sólo después toma el pincel. La primera pincelada emerge de un estado de no-mente.

<<Una parte muy importante de una obra de caligrafía es la primera marca que se hace en el rollo, el principio mismo del carácter. Es desde ese comienzo que fluye el resto. Si por alguna razón el comienzo no es correcto -si es demasiado deliberado o demasiado tímido o demasiado enérgico-, puede malograrse la pieza. La gente que tiene ojos bien entrenados puede mirar una pieza de caligrafía y ver con gran claridad el estado mental del calígrafo.>>

Hasta tal punto las obras de caligrafía son consideradas como venerables legados de los maestros que las hicieron, que se las exhibe anualmente en muchos templos Zen. << Ellos consideran esos rollos como una suerte de instantánea del estado mental del maestro -explica Kraft-. Algunas de las pinceladas son fuertes y pesadas; otras, delicadas; alguna son apresuradas; otras, compuestas y sedadas. Y sin embargo todas, en un sentido, expresan el Zen del maestro, su conciencia.>>

Y en un sentido profundo, todos nuestros actos creativos expresan nuestra conciencia: quiénes somos en ese momento.

*<<Lo bueno de las vacaciones es que no hay que pensar en nada>>.

 

A su salud.

 

Pornografía (o mala leche con cariño)

Lunes, 4 de mayo de 2009.

El diario decano de la prensa asturiana (léase El Comercio) y el diario independiente de Asturias (léase La Nueva España) cubren portada con el simpático acto sexual acontecido durante el día de ayer entre el oso del Sr. Revilla, alias Furaco, y la osa Tola (¿o era Paca?).

Furaco y Tola celebrando el editorial de El Comercio

Furaco y Tola celebrando el editorial de El Comercio

Y es que, al parecer, la cópula entre plantígrados se ha convertido en un reclamo turístico de primera magnitud, lo que sin duda tiene su mérito. Hasta tal punto están contentos nuestros políticos y políticas con los resultados obtenidos que ya se están frotando las manos (la una con la otra, no sean mal pensados) con la próxima campaña de promoción del turismo asturiano. De hecho, el oso Yogi también se las está frotando pensando en ella… Lástima que Bubu se encuentre en paradero desconocido desde hace días (“yo también tengo una corazonada” dicen que dijo).

No obstante, y osos aparte, hay que reconocer que el decano (leáse otra vez El Comercio) se ha apuntado un buen tanto  con su decidido y vocento apoyo a la candidatura patria para ese gran acontecimiento que tendrá lugar en el año 2016 en ciudad todavía por decidir. Así, tanto en la portada (con el logotipo de la candidatura a todo color) como en su sección de opinión (más concretamente en eso que se dice línea editorial), El Comercio hace patente su compromiso con aquello que es verdaderamente  importante para el progreso de esta tierra: la candidatura de Asturias a la capitalidad Europea de la Cultura en el año 2016  la candidatura de Madrid a los Juegos Olímpicos de 2016. “Instituciones públicas y privadas deben mostrar su apoyo a la candidatura”, podemos leer en el artículo que, por cierto, también termina de forma soberbia: “El hecho de que ese año la capitalidad cultural europea corresponderá a una ciudad española podría constituir un atractivo añadido a las razonables expectativas que alberga Madrid”. Hay que joderse (por mucha razón que tengan).

¡Corre, Bubu, corre…! Y diles a los que no se han enterado que Asturias2016 ye posible.  Como Madrid. Como el Sporting en Primera. Como dos osos follando en las portadas de los periódicos.